Cubierta para piscina instalada en la sierra de Madrid realizada con Cristal de seguridad.

Cubierta para piscina funcional para uso diario.

En cuanto las temperaturas comienzan a descender, los días se acortan y el clima empeora el uso que se le da a la piscina es nulo.

Lo más habitual en esta época es que las piscinas se encuentren en fase de invernaje.

Sin embargo hay muchos que siguen requiriendo de su uso, es ahí cuando es esencial contar con elementos que generan calor y/o ayudan a retenerlo como una Cubierta para piscina Pipor.

La piscina como elemento terapéutico.

En este proyecto se trataba de optimizar la utilización de la piscina desde el punto de vista de la salud. Por ese motivo el cliente optó por buscar los elementos más adecuados para prolongar tantos los días de año como ampliar el horario de utilización de su piscina.

Por un lado climatizó el agua y el ambiente, y cómo factor clave buscó el sistema de cubierta con mayores garantías para poder que le permitiera bañarse con días de lluvia, nieve, viento y frío.

La importancia de invertir para ahorrar.

En esta ocasión además de contar con una cubierta de una dimensión considerable el cliente busca el ahorro.

Cómo es obvio contar con un buen sistema de climatización conlleva una inversión importante para generar calor y es factor imprescindible poder apoyarse en una cubierta de piscina que favoreciera la retención calórica y por lo tanto optimizase la inversión destinada a calentar el agua y el ambiente.

La cubierta de piscina fija de Pipor® es sin dudas la mejor elección al estar compuesta con un sistema especialmente ideado para favorecer la retención térmica y sobre todo para optimizar la influencia solar. Es una cubierta especialmente pensada para maximizar la estanqueidad, convirtiéndola en la número 1 en este aspecto.

Aplicando el sistema con doble cristal de seguridad con cámara en los frentes y laterales, y en el techo el uso de policarbonato celular con cámaras de 16 mm de grosor garantiza el aporte y la conservación de los grados.

Sería un gran error pensar en otras opciones en las que por un lado se está invirtiendo en calefactar agua y entorno, y por otro éste se disiparía fácilmente si no contara con elementos adecuados de estanqueidad.

Elegancia y diseño en 17 metros de longitud.

Otro aspecto elemental es la de confeccionar la cubierta para piscina con un diseño que se mimetice con la vivienda y el jardín.

En este caso se optó por tonos claros que sumado al sistema de paños acristalados permiten que la cubierta encaje a la perfección en un jardín impregnado de elementos ornamentales de piedra caliza y de suelo claro rodeado de césped.

A estar ubicado en plena sierra madrileña el diseño claramente debería ser con un techo más pronunciado de lo normal, para impedir que la nieve se acumule y a su vez con una estructura robusta y sólida.

La propuesta se realizó en 6 módulos que permiten tener una apertura total de 17 metros abiertos entre ambos laterales gracias al sistema Pipor de puertas correderas.

Otro acierto del departamento técnico y el equipo de instalación del que puede dar buena fe el cliente.

Solicita Presupuesto
Te llamamos