Cubierta Fija Adosada Poligonal en vivienda

Una vez que hemos dejado atrás los calurosos días del verano, es necesario que estemos preparados para conservar la piscina en invierno. Todos las personas que tienen el privilegio de poder darse un chapuzón en su propia casa saben de la importancia que tiene el mantenimiento de la piscina durante la época más fría del año. Por eso hoy vamos a darte los mejores consejos y alternativas para que puedas mantener el agua en perfecto estado, evitando el coste que supone tener que cambiarla por sufrir algún tipo de deterioro. 

La hibernación de la piscina

Este es el mejor método de preparar la piscina para el invierno. El momento de comenzar este proceso es cuando la temperatura baje de los 15º, alrededor de los meses de octubre y noviembre. Gracias a este sistema ya no es necesario que vaciemos el agua para conservar la piscina en invierno, sino que conseguirás mantener el agua en las mejores condiciones posibles hasta la próxima época de baño ahorrando una gran cantidad de tiempo y trabajo. A continuación se especifican los pasos para aplicar esta técnica de mantenimiento de piscina:

  • Limpiar la piscina: debes eliminar la suciedad de la superficie, así como el fondo y las paredes hasta que no queden restos adheridos.
  • Limpiar el filtro: retira los restos de suciedad con algún tipo de desinfectante hasta que la arena quede limpia.
  • Ajustar el PH: debes hacer que el nivel oscile entre 7,2 y 7,6.
  • Realizar una cloración de choque: de esta manera conseguirás eliminar los microorganismos contaminantes del agua.
  • Aplicar al agua un producto invernador: vierte el líquido en el agua activando la bomba para que se distribuya de mejor forma. Este proceso debe realizarse dos veces, una al inicio del proceso y otra a mitad de la temporada invernal (enero/febrero).
  • Cubrir la piscina: instalar una cubierta de invierno para piscinas resulta fundamental para impedir que hojas e insectos ensucien el agua. Además, ayuda a que la temperatura del agua no descienda demasiado. Estas cubiertas impiden el paso de la luz solar limitando así la formación de algas y la evaporación del agua, lo que supone un ahorro económico para tu bolsillo.

Realizando estos simples pasos conseguirás mantener el agua en buenas condiciones durante la temporada invernal, facilitando de gran manera la limpieza en la época de primavera. 

Beneficios de hibernar y cubrir la piscina en invierno

Estas son las principales ventajas de la hibernación del agua de la piscina:

  • Reduces notablemente los costes de mantenimiento y haces que la puesta en marcha sea mucho más rápida y barata. 
  • Evitas daños estructurales consiguiendo así conservar la piscina en condiciones óptimas, manteniendo un buen aspecto durante todo el año.
  • Previenes la proliferación de insectos y suciedad en el agua.
  • Conservas el agua durante la época invernal sin necesidad de vaciar la piscina, algo que favorece a la sostenibilidad y a evitar el gasto de un recurso escaso.

Si has seguido al pie de la letra los anteriores pasos, tu piscina se encontrará preparada para la siguiente temporada estival. No pases por alto estos consejos y recuerda que preparar la piscina para el invierno es tan importante como su puesta a punto para el verano. Y si lo que quieres es facilitarte el trabajo, instala una cubierta de piscina y disfruta de ella durante todo el año. Desde Pipor te ayudaremos a encontrar la cubierta que se adapte completamente a tus necesidades. ¡Pide ya tu presupuesto!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Solicita Presupuesto
Te llamamos