Tipos de cubiertas para piscina: alta o baja Pipor

Instalar una cubierta no es una decisión para tomar a la ligera. Iniciar un proyecto de esta envergadura en nuestra vivienda requiere de tiempo para poder valorar bien todas las opciones disponibles. Hay muchos tipos de cubiertas para piscinas y decantarnos por una u otra va a depender de muchos factores.

En el artículo de hoy intentaremos ayudarte a responder al eterno dilema: cubierta para piscina alta o baja, ¿cuál te conviene más?

¿Qué tipo de cubierta necesita tu piscina?

Cubiertas altas para piscinas

Las cubiertas altas son estructuras amplias, lo suficiente como para que una persona pueda estar de pie en cualquier parte del recinto. Este tipo de cerramiento nos permite tener espacio para amueblamiento interior, así que lo que realmente nos ofrecen este tipo de cubiertas es una nueva estancia en nuestro hogar para relajarnos y disfrutar con nuestra familia y amigos.

Ejemplo tipo de cubierta alta

Si estás pensando en climatizar tu piscina y has elegido una cubierta alta, es importante que tengas en cuenta el material del que está fabricada. Una cubierta de baja calidad no será efectiva aislando del frío y conducirá irremediablemente a la pérdida de calor. Los acristalamientos gruesos y materiales de primera calidad son la única apuesta válida para alejar tu piscina de las inclemencias del clima. Son más caros, pero el ahorro económico a la larga será importante.

 

Cubiertas bajas para piscinas

Las cubiertas bajas son estructuras planas y de poca altura que se ajustan perfectamente al vaso de la piscina. Una de las ventajas más obvias de este tipo de cubiertas es el poco impacto visual que tienen en nuestro jardín. Además, por su baja altura, conservan muy bien las condiciones térmicas del agua.  

Ejemplo tipo de cubierta baja

Así, la diferencia más notable entre las cubiertas altas y las bajas es que las segundas están dedicadas exclusivamente a la protección de la piscina y el mantenimiento de su temperatura. Su función no es convertirse en una nueva estancia de la casa, sino ser una herramienta, por lo que suelen ser más económicas que las versiones altas.

Aunque éstas son las diferencias más importantes entre los principales tipos de cubiertas para piscinas, hay otras variables que pueden influir a la hora de elegir el modelo ideal para tu jardín.

Lo mejor siempre es acudir a una empresa con experiencia, que te asesore teniendo en cuenta las particularidades concretas de tu proyecto. Justo lo que hacemos en Pipor. ¿Quieres conocernos? 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Solicita Presupuesto
Te llamamos