piscina climatizada

Ahora que el 2018 queda atrás, toca empezar con fuerza el mes de Enero, aunque con este frío… ¡seguro que se os hace más cuesta arriba! Y es que con la llegada del invierno llega ese momento inevitable en el que empezamos a echar de menos el verano y la piscina. Si este es tu caso, sigue leyendo, porque hoy en Pipor vamos a hablarte de las ventajas de tener una piscina climatizada para que puedas disfrutar de ella durante todo el año.

 

Ventajas de tener una piscina climatizada

Obviamente, la ventaja principal de una piscina climatizada es que la temporada de baño no se reducirá al verano, sino que podrás disfrutar de ella manteniendo la calor corporal en todo momento y durante todo el año. ¿Qué ventajas tiene esto? Pues para empezar, aumentas considerablemente la utilidad de tu piscina.

Otra de las ventajas de tener una piscina climatizada es la natación. La natación es un deporte muy completo, ideal para liberar tensiones y con muchos beneficios para la salud, por lo que podrías llegar a convertir tu piscina en tu propio gimnasio permanente, sin necesidad de salir de tu casa. Incluso podríamos llegar a crear nuestro propio centro de relajación, pudiendo llegar a construir nuestro propio SPA en casa.

Otro factor a tener en cuenta es que las piscinas climatizadas, al estar cubiertas, no requieren de un mantenimiento especialmente complicado, de hecho su mantenimiento es más sencillo, ya que no recoge impurezas como hojas, polvo o insectos. Como ves, son todo ventajas.

 

Pasos para climatizar la piscina

En primer lugar debes saber que una piscina climatizada debe estar a una temperatura de entre 27 y 28 grados centígrados, así que vamos a explicarte cómo alcanzar y mantener esta temperatura. Para alcanzar esta temperatura necesitaremos sistemas de calefacción, y podremos encontrar los siguientes:

Bombas de calor: son aparatos que calientan el agua y, además, reparten este calor por toda la piscina.

Paneles solares: los paneles que captan la energía solar y pueden ayudarnos a calentar el agua. Además se trata de una energía renovable y, que después de la instalación, no produce consumo. Su única desventaja es que está en permanente dependencia de las condiciones climatológicas.

Calentadores eléctricos: podemos utilizar también la energía eléctrica para calentar el agua que pasa a través del calentador.

Una vez alcanzada la temperatura ideal, debemos tomar medidas para mantenerla, y para ello la instalación de cubiertas para piscinas, es algo fundamental. Las cubiertas para piscinas climatizadas garantizan que el agua permanezca siempre a la temperatura deseada. Existen distintos tipos de cubiertas para piscinas, pero nuestro consejo como profesionales es que en estos casos optéis por cubiertas altas.

Como ves, tener una piscina climatizada en tu hogar aporta una infinidad de ventajas, así que anímate y disfruta de tu piscina todo el año.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Solicita Presupuesto
Te llamamos